Brujas

Brujas es la capital de la provincia West-Vlaanderen y tiene una población de aproximadamente 120.000 habitantes. La ciudad histórica de Brujas se añadió a la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en el año 2000. Dos años más tarde, Brujas fue coronada como la capital cultural de Europa.
 

Historia

La historia que se ha mantenido durante siglos acerca de Brujas comienza hace unos dos mil años atrás con el establecimiento de los Gallo-Romanos. En el siglo IX los vikingos descubrieron y conquistaron el pueblo. Se piensa que el nombre "Bruges" proviene de la vieja palabra escandinava "Bryggia", que significa puerto. En el siglo XI, los altos niveles de agua crearon el Zwin, un canal que podía ser colocado a buen uso ya que con el se podía navegar hasta Brujas. Gracias a su buena posición geográfica con respecto a el mar del Norte, Brujas se convirtió en un puerto internacional lo cual jugó un papel muy importante para el comercio entre el norte de Europa y el sur de Europa. No todos estaban contentos con este crecimiento económico. Cuando las personas sin rango se juntaron con el Conde de Flandes en contra del rey francés en 1302, la revolución que se ocasionó llevó a la victoria de los Vlamen, o sea de los Flamencos, nombre dado a las personas provenientes de esta provincia. Para el siglo XV la entrada al mar se había congestionado con limo y así Amberes tomó las riendas obteniendo la posición líder en cuanto a los puertos belgas.
 

Paisaje urbano

Durante la Edad Media, Brujas era protegida por nueve portales altamente seguros que controlaban el acceso hacia adentro y hacia afuera de la ciudad. Cuatro de estos nueve portales se han conservado durante los últimos siglos: Ghentpoort, Kruispoort, Ezelpoort y el Smedenpoort. Dos plazas, el Brug y la del Markt conforman el corazón de la ciudad. La iglesia Onze Lieve Vrouwekerk tiene la torre de ladrillos más alta de toda Europa y también tiene el honor de brindarle hogar a una de las estatuas hechas por Miguel Ángel: La Virgen con el Niño. En el museo de Groeninge, se pueden encontrar obras importantes de los primitivos flamencos. El Belfort es un edificio esplendido en el mero centro de la ciudad, y aquellos que no tuvieron problemas en caminas los 366 escalones hasta el tope recibieron una vista inolvidable de la ciudad.