Dinámica del Agua / ¿Qué es el agua?

Gotas
Gotas de agua
El agua (del latín aqua) es el término abarcador usado para describir la sustancia dinámica formada por pequeñas moléculas que no tiene sabor, color ni olor y es esencial para todas las formas de vida que conocemos y las que continuamente descubrimos. El agua es abundante en nuestro planeta y existe en innumerables lugares y formas: la mayor parte está en los océanos y las capas polares, pero también lo encontramos en forma de nubes y lluvia de agua, icebergs y montañas glaciales, ríos, acuíferos y lagos. El agua es perpetuamente transportada de un cuerpo de agua hacia otro, a través del ciclo de evaporación, precipitación y el derrame de vuelta al mar. Llamamos este proceso ciclo de agua y es crucial para el equilibrio de toda vida en la Tierra.

Además del ciclo de agua hay otra fuerza que produce el movimiento del agua. Tal como la Tierra, la Luna tiene gravedad, y una pequeña parte de esa gravedad puede percibirse en la Tierra, causando ligeras diferencias en los niveles de agua de los océanos. Esta diferencia la conocemos como marea y se puede observar cuando vamos a la playa.

Importancia

Olas en el rompiente
Rompiente
Todas las formas de vida que conocemos necesitan agua para vivir. Los humanos consumen agua potable – agua que tiene propiedades compatibles con la química peculiar del cuerpo humano. Debido a que el agua pueda contener muchas sustancias diferentes, su sabor y olor pueden cambiar dependiendo de la fuente de la que procede. Nos gusta tomar el agua pura y fresca de los manantiales, pero evitamos los líquidos contenidos en  los pantanos putrefactos y mares salados. El cuerpo humano requiere agua que no contenga demasiada sal ni otras impuridades. Agua que es apropiado para el consumo es denominado agua potable. Aparte del agua potable que sacia nuestra sed e hidrata nuestro cuerpo, también necesitamos agua en la agricultura, la industria y los transportes.

Consecuentemente, el agua tiene un papel importante en la historia de las civilizaciones. Mediante la irrigación, los ríos proporcionan el agua necesaria para la agricultura. Los mares y ríos ofrecen oportunidades para viajes y el comercio. Durante largos lapsos de tiempo que se extienden a lo largo de centenas, miles e incluso millares de años, la afluencia del agua tiene un papel fundamental en el moldeamiento de nuestro medio ambiente mediante la erosión y el transporte de sedimentos: creando los valles y deltas de los ríos. Estas tierras ricas y terrenos iguales han fomentado el establecimiento de grandes centros de populación de las cuales surgieron las civilizaciones clásicas, como los egipcios en el delta del Nilo, los babilonios entre los ríos Éufrates y Tigris, y por supuesto los holandeses a lo largo del río Rin y en el delta del río Mosa.

Sabía que:

  • ¿… la escala Celsius (°C) usada para determinar la temperatura se basa en el agua? 0°C (32°F) es el punto de congelación del agua, mientras que 100°C (212°F) es el punto de ebullición del agua, medido al nivel del mar.
  • ¿… el punto de ebullición del agua (y de el resto de los líquidos) se relaciona directamente con la presión barométrica? Por ejemplo, en lo alto de la montaña Everest, el agua hierve aproximadamente a 68°C (154°F), comparado con 100°C (212°F) al nivel del mar. Al contrario, en las profundidades del océano cerca de fisuras geotérmicas, el agua puede alcanzar temperaturas de centenas de grados y todavía sigue siendo líquido.
  • ¿… aunque el agua se considere a menudo como siendo descolorida, tiene una pequeña tonalidad de color azul claro? Es difícil de percibir esto en pequeñas cantidades, pero esto se puede observar, por ejemplo, en los grandes muros de hielo.
  • ¿… cerca de 72% de la masa sin grasa del cuerpo humano consiste de agua? Para funcionar correctamente, el cuerpo requiere entre uno y siete litros de agua por día para evitar la deshidratación - la cantidad exacta depende de un número de factores incluyendo la temperatura y la humedad ambientales, así como del nivel de actividad física y metabólica del cuerpo, entre muchos otros factores. El agua se pierde del cuerpo a través de la excreción de la orina, heces, sudor, y al exhalar vapor de agua durante la respiración.