El Arcaico

El periodo Arcaico empezó hace cerca de 4,5 mil millones de años y acabo hace unos 2,5 mil millones de años. Fue la era en que nuestro planeta nació. Al crearse el planeta tal cantidad de energía fue irradiado que los elementos que formaban la Tierra se derritieron. En esta mezcla hirviente los elementos más pesados se hundieron al núcleo de la Tierra. Quiere decir, que hoy en día el núcleo de la Tierra está principalmente compuesto de hierro y níquel, y la corteza de silicio y óxidos. La corteza es única, no se puede encontrar en ningún otro lugar dentro de nuestro sistema solar, ni siquiera en los planetas que de resto tienen mucho en común con la Tierra, tal como Marte, Venus y Mercurio.

Impacto Profundo

Desde que los procesos geológicos antes mencionados tuvieron lugar hace muchos años, no mucho se sabe sobre ellos. Comparando la Tierra con la Luna y otros planetas, se supone que entre 600 y 700 mil millones años después del nacimiento de nuestro sistema solar, los planetas entre el Sol y la Tierra fueron bombardeados con material del Sol. A pesar de estos bombardeos feroces los cráteres visibles en la superficie terrestre son escasos. La diferencia entre la Tierra y otros planetas es que una variedad de procesos geológicos ha eliminado los impactos de los cometas. Por causa de estos impactos, durante la historia de la Tierra, nuestro planeta habrá tenido 3000 cráteres con un diámetro de 100 km cada.

Estos golpes directos tuvieron algunas consecuencias importantes.  Primero, la total cantidad de materia en la Tierra incremento. Segundo, la variedad de elementos incremento y por tercero, los elementos „pesados” (que se habían hundido al núcleo de la Tierra) fueron movidos y distribuidos de forma aleatoria por toda la corteza terrestre. En ambos la Tierra y la Luna hay muy pocas piedras con más de 3,9 mil millones años de edad. Con todos estos choques era imposible la formación de piedras. Una excepción son minerales de zirconio encontrados en Australia con edad entre 4,3 y 4,2 mil millones de años.

Agua de mar: 70 °C

A partir de piedras muy antiguas encontradas en el Antártico y Groenlandia se puede deducir que había agua hace alrededor de 3,8 mil millones de años antes. De la superficie total de la Tierra apenas 5cinco a 10 por ciento era tierra firme; el restante noventa a noventaicinco por ciento era corteza oceánica. La temperatura del mar era de unos asombrosos 70 grados centígrados -demasiado caliente para bañarse. La corteza estaba en constante movimiento: terremotos y erupciones volcánicas eran cosas diarias. Alrededor de 3 mil millones de años atrás esto cambió en cierta manera. Entre hace 2,8 y 2,5 mil millones de años, la corteza terrestre aumento de tamaño. De la corteza que conocemos hoy en día, más de la mitad ya estaba presente al final del periodo Arcaico

Fotosíntesis

Es un hecho que hace 3,5 mil millones de años había vida en este planeta. Piedras con 3,8 mil millones años de edad muestran la existencia de estromatolitos (microorganismos que formaron estructuras a partir de sedimento). Los estromatolitos tuvieron un papel importante en el la evolución de la atmósfera, debido a que su fotosíntesis causó un gran incremento en la cantidad de oxígeno en el aire. Fotosíntesis es el proceso en plantas vivientes.