Historia del Hollandse IJssel

Edad Media

Una vista del frente de la barrera para la marea alta
Barrera para la marea alta
El Hollandse IJssel fluye hacia el Oeste al mar del Norte a través de las provincias Utrecht y Zuid-Holland. A finales del siglo XIII el Hollandse IJssel era solamente un brazo ancho del río Rin, pero después de la construcción de un dique en los años 1285 y 1291 se separó del Lek. La presa se construyó en Klaphek, cerca de Utrecht, bajo órdenes del duque Floris V. Probablemente el río fue represado con el fin de proteger contra inundaciones en las áreas cercanas. Sin embargo, al cerrar el légamo del Hollandse IJssel, se obstruyó de sedimentos y perdió éste su importancia para el transporte marítimo. 

Bajo la ocupación de Francia

Cuando Holanda se encontraba ocupada por el ejército de Napoleón, entre 1785 y 1813, un inspector de obras públicas desarrolló un plan de mejora para el Hollandse IJssel. Su plan consistió de un represamiento del río aproximadamente en el mismo lugar donde hoy en día se encuentra el barrera de tempestad, entre Krimpen aan de IJssel y Capelle aan de IJssel. Este plan denotaba la construcción de una represa que tendría tres esclusas: una para el transporte marítimo y dos para la circulación del río. Las esclusas de tempestad eran necesarias para evitar el cierre por sedimentación del légamo de la desembocadura del Nieuwe Maas. Las ideas para esta represa surgieron después de la tempestad del 15 de enero de 1808, casi 150 años antes de la catástrofe de 1953. El conocimiento técnico de hoy en día utilizado para la construcción de la barrera de tempestad no se puede comparar con los planes del pasado. 

El río se convierte en un brazo del mar

Hace un siglo el Hollandse IJssel se represó en Gouda y se canalizó un trayecto de 30 kilómetros lo cual incrementó el tráfico marítimo dentro de este trayecto. Gracias a esto, el Hollandse IJssel es navegable para barcos con un peso de hasta 2.000 toneladas. Una de las grandes ventajas de este represamiento fue que los diques a costados del río no necesitaron de ser elevados, ya que la marea no influía sobre el nivel del agua detrás del dique. Gracias a los represamientos que se han hecho en el trascurso de los siglos, la diferencia entre marea alta y marea baja es solamente de 1,7 metros. Se podría fácilmente decir que el Hollandse IJssel es un brazo del mar en vez de un río. Ahora, el río propio se encuentra conectado al río Gouwe, cerca de Gouda, y desemboca en el Nieuwe Maas en Krimpen aan de IJssel, donde se construyó la barrera de tempestad.