El dique desde Hellegat hacia el Noord-Brabant


Ya que el dique iba a ser construido en un lugar donde había mucho transporte marítimo entre Róterdam y Amberes, se construyó un complejo de esclusas. Las esclusas fueron construidas en un pólder cerca de la ciudad de Willemstad. El sitio de construcción era de casi 350 metros de ancho y 850 metros de largo y contendrían los siguientes elementos:
1. Un terreno de trabajo y uno de almacenamiento fuera del dique que protegería este sitio de construcción.
2. Un canal de penetración que conectaría el terreno de trabajo con el Hollandsch Diep. Este canal sería ampliado más adelante y formaría parte del muelle del norte. Su construcción comenzó a finales de 1968 y en la primavera de 1969 estaba listo. 
3. Una conexión de carretera hacia el terreno de construcción para facilitar el transporte de los contratistas.
4. Las rampas de entrada hacia el puente que en un futuro llegara a pasar automóviles sobre las esclusas.

Colocación de los pozos de cimentación

El cerrar de la Presa de Volkerak. El jefe de construcción, Ir. Swier, manda instrucciones por Walkie-Talkie.
Video: el cerrar impresionante de la Presa de Volkerak
El orificio que había quedado abierto luego de la construcción de las esclusas, sería cerrado por medio de catorce pozos de cimentación. La colocación de éstos seguirían el mismo patrón fijo. Los pozos de cimentación irían flotando por el agua, luego se llevarían cerca al umbral del cual tendrían como base. Al momento que la velocidad de la corriente había bajado a lo mínimo los pozos de cimentación eran maniobrados al lugar donde serían hundidos. Ellos tendrían que encajar el uno con el otro y, por esta razón, un pozo de cimentación sería llevado de lado y luego justamente antes del cambio de las mareas se enderezaría. Cuando las mareas daban su cambio se dejaban llenar los pozos de cimentación con agua, de manera tal que caerían justamente encima del umbral. Al una vez llenar los cajones encima de los pozos de cimentación con arena y al llenar los costados con piedra éstos no podrían moverse más. 
 

Tormenta y corriente

Foto del corriente por la compuerte flotante abierta
Foto del corriente
Al llevar a cabo la construcción de este dique se tuvo que tomar en cuenta los posibles cambios ambientales. Tanto como la corriente del agua como la fuerza de los vientos no se podían menospreciar. También la estación en la cual se trabajaba podía afectar el trayecto del proyecto. Los pozos de cimentación serían colocados entre el 8 y el 25 de abril debido a que durante este periodo no se esperaban tormentas. Además, el drenaje del Waal y del Maas en abril es menos que en marzo. La posibilidad de que el dique fuera culminado antes del otoño era menos si se esperaba hasta el verano. La intranquilidad del mar no podía estropear el trabajo realizado por los ingenieros.  Para evitar que el fondo del dique fuera llevado por la corriente, se hizo al igual que en el dique de Veerse Gat un umbral en donde los pozos de cimentación serían colocados. Además de esto, el fondo se cubrió para evitar que mucha arena fuera llevada por la corriente. Sin el umbral los pozos de cimentación se hubieran hundido más de lo requerido. Con la construcción del dique de Veerse Gat se aprendió que los pozos de cimentación debían de ser colocados lo más rápido posible. Mientras más pequeño era el lugar en donde no se habían colocado los pozos de cimentación más grande sería la corriente y esto podría dar problemas al umbral. El umbral se había puesto a prueba en un laboratorio.

Datos

El colocar de la primera compuerta flotante
Compuerta flotante
La última colocación se planeó para el 25 de abril y tomaría lugar cuando la diferencia entre marea baja y pleamar es mínima, en marea muerta, que ocurre dos veces al mes. Cuando hay una marea viva, tanto el sol como la luna se encuentran alineados en relación a la tierra. En cambio durante la marea muerta el sol y la luna se encuentran perpendiculares. Como consecuencia su influencia combinada sobre la marea es mínima. En total se reservaron veinte días para la operación. El tiempo se dividió en dieciséis días para hundir los pozos de cimentación y seis de reserva. Los seis días serían necesarios si los pozos de cimentación no podrían ser colocados en su posición correcta. Además de los datos también se tuvo que tomar en cuenta la coordinación de tiempo. Un pozo de cimentación tenía que estar colocado una hora antes de la puesta del sol ya que el trabajo no podía ser terminado antes de que llegara oscuridad. El 25 de abril, a las 11.27 a.m., el ultimo pozo de cimentación fue colocado sobre el umbral. Esto fue antes de lo esperado porque nadie podía salir del puerto por un par de días.

Horario de navegación

Durante el hundimiento de los pozos de cimentación, la coordinación de tiempo era muy importante. El primer momento que se tomaba en cuenta era la salida del dique seco al umbral río abajo. El segundo momento era la salida de este estacionamiento hacia el espacio de cierre. El tercer momento era la vuelta del pozo de cimentación. Finalmente, el momento más importante era la apertura de las válvulas así hundiendo el pozo de cimentación. El momento exacto en el cual los pozos de cimentación se hundían no se conocía porque éste dependía del flujo del agua.

Los tiempos siguientes se conocían:
1. Tomaba veinte minutes para navegar el pozo de cimentación desde el dique seco hasta su punto final en medio del canal.
2. Después, tomaba otros veinte minutos antes que el pozo de cimentación se maniobraba encima del umbral.
3. La inserción y vuelta del pozo de cimentación duraba otros cincuenta minutes.
4. Cuando el pozo de cimentación estaba en su posición correcta, éste se hundía en seis minutos.

Un pozo de cimentación tenía que salir del dique seco dos horas antes de su colocación. El cambio de las mareas, que era necesario para la operación, tomaría dos horas después del nivel más alto de la marea alta. Los pozos de cimentación entonces tendrían que salir del dique seco cuando la marea bajaba. Había la posibilidad de que los pozos de cimentación se inundaran en el canal rumbo a su estacionamiento. Para prevenir esto, los pozos de cimentación salían una hora antes del nivel más alto de la marea alta. Se utilizó esta hora adicional estacionando el pozo de cimentación en frente del dique.

Después de que los espacios se llenaron con rocas, ciento noventa y dos compuertas corredizas y doce pozos de cimentación de drenaje fueron bajados el 28 de abril a las 9.15 a.m. El dique de Volkerak se había cerrado. Pero seguía otra tarea difícil, la de alzar arena contra 5,6 millones de metros cuadrados del dique. El primer millón de metros cuadrados se llevaron a cabo en tres semanas gracias a tres grandes buques aspiradoras de arena: el Reina de Holanda, el Concorde y el Versde