El paisaje de dunas

La formación del paisaje de dunas

Las dunas de Haamstede en la isla de Schouwen-Duiveland
Haamstede
Al igual que el paisaje de las zonas marítimas, el paisaje de dunas también está en constante cambio. Por lo tanto, puede ser clasificado como dinámico. Las dunas en el litoral holandés originan del periodo  Holoceno. Como es en el caso de las regiones marítimas, el viento, el agua y las plantas salinas tiene un papel importante en la formación del paisaje.

Las dunas en los Países Bajos están en la parte superior de las orillas. Consisten de arena del fondo del mar o de los ríos. La cuestión es ¿Cómo llegó la arena del fondo hasta la parte superior de las dunas? Esto se debe sobre todo a las mareas y al oleaje del mar.

Las mareas

Existen tres tipos de marea:
-La marea alta,
-La marea baja, y
-La corriente de las arenas.

A lo largo de la costa, la marea alta arrastra el agua del sur hacía el norte. La marea baja mueve el agua en la dirección opuesta, del norte al sur. En efecto, el agua del mar se mueve con altibajos. Debido al fuerte viento occidental la marea alta es más fuerte que la marea baja. A final de cuentas, se mueve más agua del sur al norte que en sentido contrario. Esto es conocido como marea muerta. La corriente de las arenas determina la dirección del movimiento de la arena a lo largo del litoral.

El oleaje

La dirección del movimiento de las arenas es determinada por la corriente de arenas. Consecuentemente, el oleaje en realidad mueve la arena hacia la tierra. Cerca de la costa el agua es de menor profundidad. Las olas se deben al superficie desigual del mar, al romper, la olas despliegan arena del la superficie marina. Tras romper las olas dejan espuma. La espuma de las olas lleva la arena a la costa durante la marea alta.

Durante la marea baja la arena es secada y así puede ser llevado por el viento hacía el interior y se pueden formar bancos de arena (la arena se mueve cuando el viento sopla sobre arena seca y suelta a una velocidad mayor de cinco metros por segundo). Las plantas salinas sostienen la arena, resultando en la formación de dunas encima de los bancos de arena.

Formación de dunas

Las plantas salinas mantienen unidas a las pequeñas dunas y evitan que el viento se lleve los granos de arena. Por esto las dunas crecen cada vez más. Después del aumento de tamaño, plantas del género ammophila -plantas adecuadas para mantener unido grandes cantidades de arena y resistentes a la sequía- se establecen.

Antes o después todas las dunas pequeñas acaban formando una fila de dunas. Esta fila de dunas crea una barrera lo suficientemente fuerte para sostener el agua durante las marejadas. Estas barreras pueden llegar hasta los 20 metros de altura  y se pueden formar cerca de otras barreras de arena existentes o más lejos de ellas también. Lo último sucede por ejemplo cuando la espuma de las olas sube tanto que queda fuera del agua durante la marea baja. El agua encerrado entre las dos barreras de arena se puede convertir en agua fresca y con el tiempo se formará una capa de turba o arcilla. De este modo se forma un valle entre las dunas.

El origen de las dunas antiguas

El banco de arena con las dunas más antiguas se habrá formado hace unos 5000 años. Hasta el inicio de esta era se formaron muchas dunas. Las dunas gradualmente aumentaban de tamaño, debido a la subida del nivel del mar. Las dunas que originan de este periodo, son llamadas dunas antiguas. Estas dunas tienen una altura aproximada de 10 metros. También encontramos valles entre las dunas antiguas.

El origen de las dunas nuevas

Alrededor del 500 a.C., el nivel del mar volvió a subir. Grandes pedazos de costa fueron destruidos por las marejadas ciclónicas, originadas por un fuerte viento occidental. Las dunas antiguas fueron completamente derrumbadas en algunas partes y parcialmente en otras. Es por esto, que en Holanda, no encontramos dunas antiguas a lo largo de la costa suroeste y norte.
Había mucha arena suelta debido a la erosión del litoral. En el periodo del 1200 al 1600 se formaron nuevas dunas a partir de esta arena. Estas dunas se sitúan encima de las dunas antiguas en el norte y sur de Holanda. Mientras más antiguas son las dunas más lejos de la costa están. Además, las dunas nuevas son más altas y tienen más relieve que las antiguas: las dunas nuevas pueden alcanzar más de 50 metros de altura.

Dunas secundarias

Como antes mencionado, el paisaje de dunas es dinámico, en constante cambio. La erosión y vientos fuertes causan que la arena de las dunas se mueva. Esto pasa sobretodo con las dunas más nuevas, ya que son las que menos vegetación tienen (como resultado la arena no está unida) y por eso son las más deterioradas por el mar.
La arena suelta de las dunas (zonas de poca vegetación o vegetación muerta) puede ser erosionada por el viento. El viento forma agujeros en las dunas, que se llaman “fosas de viento”. Estas fosas pueden hasta llegar a las profundidades de las aguas subterráneas.
Las depresiones creadas por el viento son los valles secundarios. La superficie de estos lagos está muy próxima a las aguas subterráneas. A veces hasta se forman pequeños lagos.

Vegetación

Mientras más cerca estemos del mar más dinámico es el  paisaje de zona costera. El paisaje cambia debido al mar y el viento. La mayoría de plantas no puede crecer en un ambiente tan salado y dinámico. Por eso, la variedad de plantas cerca de la costa es escasa. Las plantas que aguantan este ambiente son, por ejemplo, la avena nuda y el cardo marítimo. Estas dos plantas solo pueden ser encontradas en las dunas.
Hacía el interior la variedad de la vegetación aumenta. Alguna de las plantas que crecen en las dunas también puede ser encontrada en otras partes de Holanda. Aunque la composición de la vegetación de las dunas es única y típica de ese paisaje. Además hacía el interior la sucesión ecológica aumenta. Si quiere saber que es la sucesión ecológica, podrá leer sobre ella en el siguiente capítulo.

Sucesión ecológica

En Ecología se llama sucesión ecológica (también conocida como sucesión natural) a la evolución que de manera natural se produce en un ecosistema por su propia dinámica interna. El término alude a que su aspecto esencial es la sustitución en un ecosistema de unas especies por otras.
La sucesión ecológica se pone en marcha cuando una causa natural o antropogénica (ligada a la intervención humana), despeja un espacio de las comunidades biológicas presentes en él o las altera gravemente. Las causas naturales que pueden causar esta situación son muy variadas, e incluyen corrimientos de tierra, halares, aludes, erupciones volcánicas explosivas, etc.
Se llama sucesión ecológica primaria a la que arranca en un terreno desnudo, y sucesión ecológica secundaria a la que se produce después de una perturbación importante. Los incendios espontáneos, por ejemplo, reinician la sucesión, pero a partir de condiciones especiales, en las que suelen ocupar un lugar especies muy adaptadas a este tipo de perturbaciones, como las plantas que por ellos llamamos pirófitas.

Uso del territorio

El uso del territorio en las dunas viejas es distinto al uso del territorio de las dunas nuevas.

Uso del territorio en las dunas viejas

El paisaje dunas antiguas tiene poco relieve y era, en parte debido a las bases subterráneas firmes, una buena zona para poblar. Sin embargo, el terreno húmedo no era adecuado para cultivar. Las áreas pantanosas de la playa eran usadas como prados y extensiones de las zonas habitacionales. Antes que todo, el agua de la superficie tenía que ser drenada. Encima de los bancos de arena podemos encontrar bosques.

El cultivo de plantas bulbosas aumentó alrededor del siglo XVII. Para el cultivo de plantas bulbosas es necesario que el terreno sea calizo y que haya agua subterránea a no más de 55 centímetros debajo del cultivo. Para garantizar estas condiciones la capa de tierra pobre en cal era removida. El terreno era excavado hasta 55 centímetros por encima de las aguas subterráneas, de está manera el cultivo de las plantas bulbosas fue posible. Los cultivos de plantas creados de esta manera se llaman “geests”.

El uso de la tierra en las dunas nuevas

El paisaje de dunas nuevas, con gran relieve, era inapropiado para el uso agrícola. Las dunas nuevas eran utilizadas para contener el mar y para almacenar agua potable. Las burbujas de agua potable se forman mediante el drenaje de la lluvia al interior de la duna. Debido a la menor densidad del agua potable comparado con el agua salda, este flotaba sobre el agua salada, creando burbujas de agua potable.
Para extraer el agua potable se hacen huecos en las dunas. En 1853 se fundaron las primeras compañías que extraían agua de las dunas.

Problemas en el paisaje de dunas

Hay un número de problemas presentes en los paisajes de dunas. Estos problemas son causados por la naturaleza y el ser humano también. Uno de estos problemas es la erosión de la costa.

Erosión de la costa

La dinámica a lo largo de la costa holandesa puede causar problemas. Mientras que la costa es ampliada por el abastecimiento de arena en algunas regiones, en otras la costa es erosionada, debido al mar y al viento. Para prevenir la erosión de la costa, la costa es artificialmente elevada de acuerdo con las órdenes del Ministerio de Aguas y  Obras Públicas. Aun así la costa holandesa se está degradando.

Sequía

La sequía es otro de los problemas de la zona. Esto tiene varias causas.
Una de ellas es la extracción de agua potable de las dunas. Esto puede ser benéfico para los humanos, pero no lo es para el medio ambiente, porque poco a poco las dunas se secan. Otro motivo es el secamiento de los pólderes por los agricultores. Los agricultores drenan el agua para hacerlo apropiado para cultivar. Debido a este drenaje el nivel del agua subterránea en las dunas desciende, por lo cual se secan. Por último la sequía es producida por la reforestación de las dunas. En muchos lugares los árboles frondosos son sustituidos por árboles coníferos. Los árboles coníferos son de hoja permanente por lo cual están evaporando agua constantemente. Por supuesto, que de esta manera evaporan más agua que los árboles frondosos. Esto también puede ocasionar sequía.

Contaminación y recreo

Para evitar la sequía agua ha sido bombeado en las dunas desde los años cincuenta. Se llama infiltración. Sin embargo, el agua proviene de ríos y es diferente de la encontrada en las dunas: el agua de los ríos es nutricio mientras que el agua de las dunas no lo es. Como resultado de esta agua nutricia, la flora de la duna gradualmente cambió y fue reemplazada por plantas que anteriormente no crecían en las dunas.

El recreo también causa polución en las dunas. Es usual que las personas que visitan la playa dejan su basura en la costa y en las dunas. También caminan sobre las plantas que son responsables de sujetar la arena de las dunas. Esto torna a las dunas más indefensas contra la erosión del viento.

¡Es muy importante conservar el paisaje de las dunas!