El túnel de Westerschelde (Westerscheldetunnel)


Tunel bajo el Westerschelde, conectando la parte sur de Beveland con Zeeuws Vlaanderen.
Video: Tunel Westerschelde
Este túnel tiene un largo de 6,6 kilómetros que pasa entre Ellewoutsdijk y Terneuzen. La construcción de este túnel fue un proyecto único desde el punto de vista técnico porque la mayoría de los túneles en Europa se han construido en lugares donde se encuentran materiales petrosos y duros. La construcción parecía más difícil ya que el fondo del Westerschelde es suave, pero no fue así. Fue la primera vez en la historia de Europa occidental que un túnel de tal magnitud fue excavado a través de arena y arcilla. El punto más profundo se encuentra a 60 metros por debajo del nivel del mar. En comparación con un puente o un túnel hundido un túnel excavado tiene unas cuantas ventajas: los barcos pueden seguir su trayecto de transporte sin interrupciones, las anclas del túnel no pueden desprenderse del fondo y la razón más importante es que es más barato.  
 

Por fin un túnel


Túnel de Westerschelde
Tal como el puente de Zelanda el túnel de Westerschelde (2003) tampoco formó parte del Plan Delta. Pero se puede decir que este túnel fue una consecuencia indirecta de las obras del Plan Delta. No existía posibilidad de cerrar el Westerschelde porque la comunicación con el muelle de Amberes podía peligrarse. Como consecuencia de esto la conexión entre Flandes Zelandés y Walcheren o Zuid-Beveland no fue excelente. Las obras del Plan Delta además de proporcionar protección y seguridad también proporcionaron buena comunicación y conexiones. Mejores conexiones fueron una ventaja para el turismo y para la economía. Este impulso para mejoramiento comenzó en el año 2003 en las regiones del Westerschelde. Hasta ese entonces las personas tenían que sobrevivir con la ayuda de dos ferris: uno entre Vlissingen y Breskens y el otro entre Kruiningen y Perkpolder. Durante tormentas este servicio se anulaba. Alguien de Middelburg que quería viajar a Oostburg tenía que esperar o tenía que desviarse por Noord-Brabant.  

Planes del pasado

La idea de un túnel no era nada nuevo. En los años 30 del siglo XX unos hombres de negocio de Goes ya tenían un plan para construir un túnel. Acerca de la posibilidad de esta construcción nunca hubo un acuerdo. ¿Era el fondo lo suficientemente fuerte? ¿No sería un túnel algo muy costoso? ¿En donde se debería de colocar el túnel? A finales de los 60 se hallaron los primeros planes para una conexión entre Flandes Zelandés y Zuid-Beveland. El plan consistía de un puente colgante y un túnel hundido en el fondo del Westerschelde. Este puente y túnel sería colocado en el lugar donde uno los ferris estaba: entre Kruiningen y Perkpolder. El diseño se tomó en consideración, pero era demasiado costoso.
 
No fue hasta 1986 cuando en verdad surgieron nuevas ideas. Primero se consideraron los viejos planes pero luego dieron lugar a un túnel que tendría que ser excavado. En 1996, después de décadas de discusión, se decidió por este tipo de túnel. El gobierno y la provincia de Zelanda decidieron que el túnel tenía que ser colocado entre Ellewoutsdijk, en Zuid-Beveland, y Terneuzen, en Flandes Zelandés. La obra comenzó en 1997, y el 26 de enero de 1998, el Ministro de Transporte y Agua, la señora Jorritsma, dio el tiro de partida para la construcción. Después de cuatro años de excavar, la Reina Beatriz declaró el 14 de marzo del 2003 la apertura del túnel de Westerschelde.