El teleférico

Teleférico de la Presa Grevelingen listo; hacen corridos de pruebas.
Video: teleférico de la Presa Grevelingen listo
Para construir el teleférico se llamó a la compañía francesa Neyrpic para que conjuntamente con el Ministerio de Agua y Obras Públicas lo diseñaran. En la costa de Goerree-Overflakkee se colocó una estación de carga, en el medio de la apertura se colocó un muelle como punto de apoyo. En la isla de Oude-Tonge se colocó una estación de cambio y de carga. Un sistema de contrapesas en Oude-Tonge hizo que posible que el cable se quedara bajo tensión. Las góndolas correrían por encima del cable en vez de por debajo y cada uno tendría un motor independiente y tendría su propio chofer. Cada góndola pesaba 100.000 kilogramos y podían cargar 10.000 kilogramos de piedra. La velocidad máxima de cada góndola era de 32 kilómetros por hora, pero la velocidad promedio era de 18 kilómetros por hora. Estas velocidades se adquirieron con un motor de 200 a 240 caballos de fuerza.  

Una vista desde arriba de la transportación por cable
Una vista desde arriba de la transportación por cable
El 3 de agosto de 1963 las primeras góndolas empezaron a correr sobre los cables que medían 92 centímetros. Ya para el 24 de agosto de 1964 se había hecho el trabajo de las góndolas más eficientes y se podían dejar trabajar en la noche. A cada góndola le costaba veinte minutos para recorrer la distancia entre la estación de carga hasta el lugar donde tenían que depositar el material. Siempre había por lo menos diez góndolas en el cableado y en conjunto depositaban 300 toneladas de material cada hora. En total se necesitaban 190.000 toneladas de material.
 
Piedras para el cerrar del dique y para detras depositar el arena
Piedras y arena
Se había construido un depósito en la isla de Oude-Tonge que contenía arena, cemento y piedras. En el área de trabajo se encontraba 55.000 toneladas de piedras y 80.000 toneladas de rocas. Además, había una reserva de aproximadamente 60.000 toneladas. Entonces, había un total de más de 195.000 toneladas de piedras disponibles para terminar el dique de Grevelingen, ¡Esta es la misma cantidad que el peso de 35.000 elefantes! Las góndolas comenzaban su trayecto en la isla de Oude-Tonge. La red que colgaba debajo de la góndola se bajaba en una plataforma de carga en donde un camión vertía las piedras. Una vez lista, la red se ajustaba a la góndola.

¡A verter!

Cabaña 10 de la transportación por cable está ocupada con la seperación de la red por las piedras
Cabaña 10 funcionando
La primera capa de piedras que se había depositado consistía de grava porosa y pesaba entre 10 y 300 kilogramos por pieza. Sin embargo, estas piezas eran demasiado pequeñas para el espesor de los huecos en la red, había que buscarle una solución a este problema. Inicialmente, se colocaron pedazos de lienzo, pero estas se rompían rápidamente. Después se colocaron pedazos de cinta transportadora en vez de lienzo.

Los costos eran altos porque casi todas las piedras que se utilizaron tuvieron que ser traídas del exterior. Por esta razón, se decidió en una cantidad de métodos para usar la arena en Oude-Tonge.
1. El primer método consistía la mezcla de arena con agua. El lodo sería vertido en un saco. Estos sacos, que estaban hechos de materiales sintéticos y naturales, pesaban 2,500 kilogramos.
2. El segundo método consistía en reemplazar el agua por asfalto. Los costos extras por el asfalto serían balanceados al cambiar el tipo de saco.
3. El tercer método era una variación del segundo: se utilizaría tano asfalto que no se necesitaría de usar un saco, es más, el material no era más que un gran bloque de asfalto mezclado con arena.
4. El último método consistía de simplemente llenar los sacos con arena, como consecuencia la presión de aire se reduciría y daría como resultado un saco con contenido duro.

El medir el viento por la construcción de la transportación por cable para la presa de Grevelingen
Medir el viento
Durante la construcción del dique se tenía que tomar medidas para calcular que todo iba como se había planeado. Se habían creado corrientes rápidas para evitar que el fondo no se desplazara. Para obtener la mayoría de los datos se tomaban las medidas en un área de aproximadamente un kilómetro cuadrado. A lo que el dique iba siendo construido, esta área iba disminuyendo, sin embargo, los datos medidos incrementaban: desde comienzos de 1962 las medidas se tomaban cada mes, ya para julio de 1964, las medidas se tomaban cada semana.