El tercer asesoramiento


El 27 de febrero de 1954, el Comité dictó su tercer asesoramiento: el represamiento de los brazos del mar. El cierre de éstos llevaría a una disminución de la costa por el cual el mar tendría menos influencia directa en algunas zonas. El represamiento del Haringvliet, el Brouwersehaven Gat, el Oosterschelde y el Veerse Gat ayudaría a que no se crearan altos niveles de marea alta en estos brazos del mar.

Las ventajas del cierre de estuarios

El cierre de los estuarios tuvo una cantidad de ventajas en comparación con la elevación de los diques existentes:
 
1. La elevación de los diques existentes sería más costoso, más difícil, menos seguro y menos efectivo que el represamiento de los estuarios.
2. El represamiento de los brazos del mar previene la salinización.
3. La construcción de diques entre las diferentes islas mejora la conexión entre estas regiones y el resto de Holanda.
4. La elevación de los diques existentes cobraría tierra mientras que la construcción de diques cobra una cantidad modesta de tierra.
5. Con la ejecución del Plan Delta surgiría una área recreacional única.
 
En primer lugar si se elevaran los diques, tendría esto que llevarse a cabo en 1.000 kilómetros de diques. Debido a que el nivel del mar sube continuamente, los diques también necesitarían ser elevados cada par de años. No solamente permanecería el riesgo de inundación, sino también la elevación de los diques ya establecidos requeriría de mucho mantenimiento. Con el represamiento de los brazos del mar quedarían algunos kilómetros de dunas, diques y represas lo cual implica menos mantenimiento. Además, si se diera el caso de elevar las represas, esto sucedería de una manera menos complicada.

En segundo lugar, la elevación de los diques alrededor de las islas Zeeuws (Zeeuwse Eilanden) mantendría el estado salubre del agua en esta región. El Plan Delta, en forma del represamiento de los brazos del mar, combatiría la salinización porque detrás de las represas existiría un gran reservorio de agua dulce. Esto beneficiaría el suministro de agua potable de Holanda porque facilitaría el traslado de agua fluvial.

En tercer lugar, las islas podrían ser comunicadas con el resto de Holanda gracias a la ejecución del Plan Delta. Esto se daría con la construcción de carreteras que pasaran por encima de las nuevas represas. Si solamente se elevaran los diques  entonces las islas se mantendrían en su aislamiento. 
 
Otro beneficio del Plan Delta era la modesta ganancia de tierra que se generaba en comparación con la elevación de los diques. La elevación significaría un ensanchamiento de los mismos hacia el lado de la tierra lo que a su vez significaría la pérdida de tierras arables. El Plan Delta obtuvo con el represamiento ganancia de tierras. También la ejecución del Plan Delta haría posible el surgimiento de una zona recreacional, cosa que no sucedería con solamente la elevación de diques. 
 
El Plan Delta pareció ser un plan con solamente beneficios, sin embargo tuvo una importante desventaja: la posible pérdida de la industria de pesca de crustáceos y mariscos. Si el Oosterschelde se cerrase, se endulzaría. Los mejillones, las ostras y otras especies de crustáceos y mariscos no podrían vivir en agua dulce. El Comité del Delta aconsejó una investigación acerca de la posibilidad de mudar los criaderos de crustáceos y mariscos a otros lugares.