La inundación del Día de Todos Los Santos (1570)


Tormenta por la costa
Esta inundación fue la más catastrófica durante la edad premoderna. El 1 de noviembre de 1570 el agua llegó a niveles más altos que los que se habían medido durante la catástrofe de agua de 1953. Antes de la inundación el Consejo del Dominio de Bergen op Zoom avisó a los poblados de una inundación ‘extremadamente alta’. Irónicamente no se prestó mucha atención a este esfuerzo. Esta pasó a ser una de las más catastróficas de la historia holandesa.
Muchos de los diques en la costa Holandesa no resistieron la fuerza de las olas y el agua paso de manera desbocada hacia el interior del país. Toda la costa desde Flandes hacia Groningen y hasta la parte noroeste de Alemania se perdió por inundación. Principalmente, la región cercana de Amberes, la región de Saeftinghe, en donde cuatro poblados quedaron debajo del lodo; Friesland, donde más de 3.000 personas perdieron la vida y Zelanda fueron las más damnificadas. En realidad toda Holanda sufrió por esta inundación. La cantidad de fallecidos no se encuentra claramente notificado, pero se estima que de todas maneras sobrepasó las 20.000 personas. Diez mil personas perdieron sus hogares conjuntamente con sus provisiones de invierno y su ganado.