La inundación del Zuiderzee (1916)

Esta inundación no fue tan enorme como las otras catástrofes que fueron descritas anteriormente, pero es de importancia para la historia de Holanda ya que esta fue la causa por la cual se implementaron las obras del Zuiderzee (Zuiderzeewerken). Antes del 14 de enero de 1916, se había notado tormentas pero especialmente durante este día se despertó una tormenta con una velocidad de más de 100 km/h. Esta velocidad no da pie para grandes preocupaciones sólo que esto sumado a las tormentas anteriores hicieron que hubiera algunas inundaciones aquí y allá. Los diques fueron erosionados en ambas partes.  El dique marino Waterlandschen (Waterlandschen Zeedijk), que se encuentra al suroeste de la isla Marken, fue desplazado por 1,5 kilómetros. También se rompió el dique en Edam. Toda la región alrededor de Edam, incluyendo Purmerend, Broek in Waterland y Dungerdam se borró por completo. También en el pólder Anna Paulowna se rompieron los diques.
No solamente esa parte sufrió a consecuencia de esto, sino también el valle del Gelder, debajo de esta región también fue afectada, especialmente la región entre Eemnes, Spakenburg y Bunschoten. También la ciudad de Amersfoort había sido inundada. La catástrofe ocasionó más que daños materiales. También hubo dieciséis muertos en la isla de Marken. Varios barcos de pesca fueron traídos al interior por las aguas y mucha gente simplemente no pudo escaparlas.
Además de estas catástrofes, también hubo problemas afuera de Noord-Holland. En Friesland, en las cercanías del lago Tjeuke y de Wolvega, los diques se rompieron inundando estas regiones.

La importancia de desastre no fue tanto la cantidad de damnificados o de daños materiales, sino que con esta se tomó la decisión final para el cierre del Zuiderzee. No todo el mundo estaba de acuerdo con este cierre, por ejemplo, el Sr. Mansholt de Groningen opinaba que el cierre sería algo peligroso que podría ocasionar más inundaciones.

El proyecto para el cierre del Zuiderzee provenía del ingeniero C. Lely, que fue ministro del Ministerio de Agua y Obras Públicas, y que debido a sus insistencias, durante el  discurso del trono en 1913, la Reina Guillermina determinó la importancia del proyecto de Lely. En 1914 se desata la Primera Guerra Mundial, la cual tuvo como consecuencia el paro del proyecto, pero el 13 de junio de 1918, el proyecto se retomó.