La zona central (los pólderes)

El tercer tipo de área de arcilla marítima consiste de pólderes. Los pólderes se pueden crear en arcilla marítima nueva al igual que en antigua.

Pólderes en arcilla marítima antigua

Cerca de 1550, se formaron algunos lagos naturales en las zonas de turba en el paisaje holandés. Estos lagos se tornaron más grandes por la excavación de turba y la erosión, resultando en la perdida de terreno valioso. Para impedir esto, los lagos tenían que ser enterrados.

Los enterramientos comenzaron con la colocación de diques alrededor de los lagos. Eran diques circulares. Alrededor de los diques, se excavó  un canal circular, para que el agua del enterramiento pudiera ser canalizado. Los primeros enterramientos fueron completados con ayuda de molinos. En 1852 se usó el drenaje eléctrico para enterrar el lago Haarlem. Gracias a los avances tecnológicos de 1930, durante el enterramiento del lago Wierling la electricidad también podía ser producida por generadores a gasóleo. Debido al drenaje y enterramiento de los lagos la arcilla marítima antigua se hundió al fondo. La parcelación en los pólderes de arcilla marítima antigua es ortogonal y el paisaje es llano.

Pólderes en arcilla marítima nueva

Los pólderes más jóvenes son los del lago Ijssel que tiene un fondo formado por arcilla marítima nueva. La parcelación de estas zonas es rectilínea y hecha a grandes escalas. La utilización del terreno es muy variado y el nivel de las aguas subterráneas es controlado por técnicas de drenaje avanzados.