La zona suroeste

El levantamiento del Kreekrug.
Kreekrug
Hace 2000 años, como ya vimos en la sección sobre arcilla marítima, la costa holandesa consistía principalmente de turba. En muchas partes de Zelanda, la fuerza del mar causó intrusiones en las costas y creó los canales de barro. Sin embargo, estos canales de barro se tornaron cada vez más grandes y acabaron por dividir Zelanda en varias islas de turba. A partir de estos canales se formó el Westerschelde y el Osterschelde.

Las canales se transformaron en arroyos y los pantanos salados en las islas de turba de Zelanda. En Zelanda a los pantanos salados se les llama “schorren”. Durante las inundaciones de los arroyos arcilla fue depositada sobre la turba. Estas sedimentaciones de arcilla se conocen como prados.

Tierra vieja

A final los arroyos se obstruyeron y porque la arena se deposito encima de la turba, los prados quedaron bajo el nivel de las lomas. “Tierra vieja” es el nombre dado al conjunto de las lomas y prados, porque son uno de los paisajes más antiguos del suroeste de Holanda. Más tarde el mar destruyó mayor parte de la “Tierra vieja”. La superficie y división de la “Tierra vieja” es muy irregular.

Tierra nueva

Después del año 1250 Zelanda volvió a subir por acreción. A este territorio se le llama “Tierra nueva”.Se desarrolló de dos maneras distintas. Una de ellas fue mediante la transformación gradual de los bancos de arena en pantanos salados. Cuando los pantanos se encontraban lo suficientemente alto, diques eran construidos, resultando en más terreno. La otra manera es a través del crecimiento de un dique existente por medio de acreción.

En cambio con la “Tierra vieja”, la “Tierra nueva” tiene una superficie plana y una división uniforme. La división uniforme se debe al hecho que más y más diques eran construidos, que  protegieron los pedazos de tierra que emergieron por la acreción. La superficie y división irregular de la “Tierra vieja” se debe a la sedimentación de la turba, por la cual la altura de la superficie variaba mucho. La altura está restringida en la “Tierra nueva” debido a la escasez de turba, hasta se podría describir como plana.

Después del año 1600 las técnicas mejoradas facilitaron la creación de pólderes en las zonas bajas de la costa. La creación de pólderes en los arroyos y ensenadas permitió la conexión de las islas. Además las áreas inundadas  de la “Tierra vieja” fueron contenidas de nuevo.

Uso de la tierra

La “Tierra nueva” y “Tierra vieja” no solo se distinguen por la superficie y la división. La tierra es de ellas es utilizada de manera distinta. Las lomas altas de la “Tierra vieja” protegen el terreno del agua marina. Además la arcilla arenosa de los arroyos favoreció la agricultura y el cultivo de frutas. Es por esa razón que las personas poblaron las lomas de  la “Tierra vieja”. Los prados circundantes eran demasiado húmedos para la cultivación y por ello lo utilizaban como zonas de pastoreo. Hoy en día aún se ven los lugares donde fluían los arroyos: las lomas sobresalen y es común que las carreteras sigan el cauce los arroyos. La superficie plana de la “Tierra nueva” permite el un uso polifacético de la tierra, dado que el nivel de las aguas subterráneas puede ser controlada.