Los barcos

El levantamiento del agua de la Ostrea por RDM en Rotterdam
Levantamiento
La barrera tenía un diseño revolucionario. Muchas de las técnicas usadas no habían sido utilizadas anteriormente, y si en dado caso de que se hubieran utilizado, nunca fue dentro de un proyecto tan grande como este. Hasta ese tiempo nunca hubo barcos que eran especialmente construidos para la construcción de una barrera de tempestad. Para la construcción del dique se diseñaron una cantidad de barcos, cada uno especiales desde el punto de vista tecnológico. Los barcos eran todos sumamente vanguardistas y contaban con todo lo necesario para este proyecto. Por ejemplo, en muchos de los barcos se le instaló un sistema de navegación que podía dictar automáticamente y con exactitud la posición del barco. Además de la técnica de pilotaje y colocación era algo nuevo. También habían técnicas para ver la estructura del fondo. Aparatos como giroscopios y medidores de aceleración no podían faltar. Para poder procesar la información que daba el aparataje se necesitaban grandes computadoras.
 

El Mytilus (mejillón)

Mytilus
Mytilus
Este barco se encargaba que el fondo del Oosterschelde fuese cerrado a lo largo de la barrera. Donde el fondo estaba cerrado, se unían las partículas de arena y de arcilla, de manera que el fondo se vuelve más estable. Sin el trabajo del Mytilus la barrera hubiera quedado menos estable. Este proceso de cierre se hizo debajo del agua y continuaba las 24 horas de día. El barco consta de 5 pontones: un pontón de 18,9 metros de largo y cuatro pontones de ayuda, cada uno con un largo de aproximadamente 32,9 metros. Encima del barco se encuentran portales de elevación de 55 metros de alto. Los cabestrantes que se encuentran conectados a esto tenían una capacidad de carga de 120 toneladas. Las agujas de vibración que se colocaron en el fondo tenían un diámetro de 2,1 metros y un largo de 18 metros. Estas agujas daban vibraciones con una frecuencia entre 25 y 30 hercios y una amplitud de 4 a 5 milímetros encima del fondo.
 

El Cardium (berberecho)

Los barcos mueven el Cardium al lugar donde se ponen los colchones
Cardium
A pesar de que el Ostrea era el barco más impresionante de la flota, el Cardium era aún más costoso. Nunca se pensó que un barco podría llegar a costar tanto. Los verdaderos costos se encontraban 80% por encima de lo que se había calculado. Ese dinero se invirtió de buena manera ya que el Cardium tenía un trabajo muy especial: colocar los colchones en el fondo del mar. Estos colchones que se tenían que poner al fondo del mar tenían un ancho de 36 cm, 42 metros de ancho y 200 metros de largo, eran hechas de material artificial y se rellenaron con arena y gravilla en una fábrica. Una vez listas, se colocaba encima de un cilindro enorme que estaba ajustado al Cardium. Los colchones se colocaron a una velocidad de 10 metros por hora. En los lugares donde se tendrían que colocar los pilares en la segunda fase, se colocaba otro colchón, con el fin de protegerlo contra desgaste, algo que podía suceder fácilmente por el movimiento de las compuertas.
 

El Ostrea (ostra)

Foto del aire de la Ostrea
Ostrea
El Ostrea era el buque insignia de la flota del delta. Con su largo de 87 metros, su conocida forma de U y con una capacidad de 8.000 caballos, era el barco más sorprendente en este proyecto. Este barco cargaba los pilares desde el dique seco y los traía a su lugar en la barrera. Con la parte abierta de la U y cuatro hélices tornillo el barco podía maniobrar alrededor del pilar. A ambos lados del barco se encontraban dos portales de 50 metros de altura de los cuales se ajustaban los pilares estos no podían cargar más de 10.000 toneladas. ¿Cómo pudo el Ostrea colocar los pilares en su lugar? Las palancas no necesitaban sacar los pilares completamente fuera del agua. En primer lugar los más importante era que no tocaran el fondo. Gracias al Principio de Arquímedes las palancas no necesitaban tanta fuerza.  

El Macoma (monjita)

La Macoma desde el aire
Macoma
Este pontón, con nombre de marisco, estaba  en frente del lugar donde el pilar sería colocado. Después que el Ostrea había recogido un pilar, se iba hasta el Macoma. Para darle más estabilidad al Ostrea el Macoma tenía una caja de cambio con un poder de acoplamiento de de 600 toneladas. El Macoma servía también una segunda función, contenía una aspiradora grandísima la cual aseguraba que ningún grano de arena llegara entre el pilar y el subterráneo. Debido al movimiento entre pleamar y bajamar la arena se movía en grandes cantidades lo cual hizo que fuera un trabajo difícil.
 

El Wijker Rib (pescado)

Este era un barco de inspección que también tenía la función de depositar piedras, aparte de esto tenía era en sí multifuncional. Este barco y otros apoyaban el pequeño vehículo inspector Portunus. Este vehículo tenía las mismas dimensiones que un carro de encargos y por medio de una tracción oruga podía ser manejado por encima del fondo del mar. A través de un cordón umbilical se comunicaban las observaciones al Wijker Rib, donde se controlaban, procesaban y analizaban estos datos.
 

Otros barcos

Jan Heymans visto desde el aire
Jan Heymans
Aparte de los barcos ya nombrados, se utilizaron otros para este proyecto, por ejemplo el Johan V. Este era un pontón de exploración geotécnica con un par de extras: tenía un taladro y una cabina de buceo. Con la ayuda de la cabina se podían obtener pruebas del fondo. Otro barco, el Jan Heijmans, ayudaba al Cardium con la colocación de los colchones. Este barco también era responsable de llenar los huecos entre los colchones con gravilla. El Macoma tenía como responsabilidad la colocación de colchones de contrapeso hechas de grava, esto lo hacían en conjunto con el Sepia y el Donax I. Estos dos barcos ayudaban a llevar los colchones al fondo.