Los pilares y las compuertas corredizas

Los pilares

Dique de construcción listo para inundaciones. Esto es necesario para transportar los pilares por el agua.
Dique de construcción
Los pilares son uno de los elementos más importantes del dique. Estos se construyeron en uno de los lugares de construcción que se encontraba a 15,2 metros bajo el nivel del agua. Un dique que rodeaba este sitio de construcción hacía que el agua se mantuviera afuera. El sitio de construcción se encontraba divido en cuatro espacios. Al culminar la construcción de un pilar se llenaba este espacio con agua, luego un buque de grúa entraba en este espacio y se llevaba el pilar trasladándolo a su posición en la barrera. Cada pilar se construyó con 7.000 metros cúbicos de cemento. Este espacio de construcción también se pudo describir como una gran fábrica de cemento, que entre 1979 y 1983 produjo 450.000 metros cúbicos de cemento.  
 
Una vista cerca de pilares terminados por el dique de construcción.
Pilares
La construcción de cada uno de estos colosos tomaba casi 1,5 años; cada dos semanas se comenzaba con la construcción de un nuevo pilar. De esta manera treinta pilares se construían al mismo tiempo. Se requirió mucha organización y coordinación para terminar a tiempo estas estructuras gigantes y complejas. Se trabajó día y noche porque era la única manera en la cual el cemento podía secarse adecuadamente. Cada pilar medía entre los 30,25 y 38,75 metros de alto y cada uno pesaba máximo 18.000 toneladas. Como medida de seguridad se construyeron dos pilares más. Los visitantes de Neeltje Jans, la isla donde se construía la barrera, pueden trepar uno de estos pilares que sobraron. 


La colocación

Pilares y las actividades de construcción por el dique
Dique de construcción inundado
Cuando los pilares se encontraban listos, se llenó de agua el sitio de construcción. Dos barcos se encargaban de transportar los pilares a su destino. El barco Ostrea tenía la capacidad de cargar cada uno de los pilares y de colocarlos encima de un pontón para así llevarlos a su lugar correspondiente. El pontón también marcaba el lugar correspondiente donde tenía que hundirse el pilar. La colocación era un trabajo de mucha precisión y solamente se podía realizar cuando la corriente era mínima, durante el cambio de las mareas. El orificio entre los pilares se llenaría para que estos estarían justamente firmes encima de los colchones en el fondo. Para asegurar la estabilidad de los mismos se llenaron con arena. Finalmente se terminó de cubrir los pilares con concreto. La barrera tenía que quedar completamente firme. Si por ejemplo, una de las puertas deslizantes no pudiera cerrarse, la corriente en el espacio sería inmensa. En total se colocaron cinco millones de toneladas de piedra alrededor de los pilares. Las rocas fueron colocadas perfectamente por Trias. Una parte de las rocas venían de Alemania, Finlandia, Suecia y Bélgica, porque Holanda no las tenía al mayor. Además, se necesitaba un tipo de piedra con una gran densidad, 2,8 hasta 3,0 toneladas por metro cúbico, para que las mareas no pudieran moverlas.
 

Los compuertas corredizas

El colocar del último pasador por Roompot
Pasador
Cuando los pilares se habían terminado de construir fueron colocados al fondo del Oosterschelde, fue posible la terminación de la construcción de la barrera. Los pilares fueron subidos por medio de dispositivos. Encima de los mismos se montaron las puertas deslizantes. También se le colocaron unos tubos huecos por encima de los pilares. Encima de estos se colocó la carretera. En los tubos había suficiente espacio para el aparataje que haría mover las puertas deslizantes. Las puertas son unos tubos que del costado del Oosterschelde tienen una placa. La altura de puertas era determinada por la profundidad del hueco que tenían que cerrar. Para el punto más profundo se necesitó una puerta de 12 metros de altura y que pesaba 480 toneladas. Las puertas se movían por medio de cilindros hidráulicos que se manejaban desde la ‘casa de Ir. J.W. Tops’.
 
Una cantidad de barcos que se utilizaron en la construcción eran propiedad del mismo grupo como el Jan Heymans y el Johan V. Otros barcos se construyeron bajo el comando del Ministerio de Agua y Obras Públicas como el pontón Mytilus, el barco colocador de colchones Cardium, el buque grúa Ostrea y el pontón Macoma. DOSbouw se encontraba en puerto de Bughsluis y se terminó después de la culminación del proyecto el 30 de octubre de 1986. La compra de materiales se mantuvo fuera del contrato y se realizó por medio de proveedores dentro y fuera del país. Para la construcción de los medios de cierre, como por ejemplo, las puertas deslizantes, se cerró un contrato aparte con el grupo de compañías de construcción en Oosterschelde también conocido como Ostem.