Los pozos de cimentación

Una vista de la construcción de las compuertas flotantes de Bommenede
La construcción de las compuertas flotantes de Bommenede
Mientras ya se habían comenzado los trabajos del teleférico, se estaban realizando los planes de la apertura norteña, la que parte desde el Kabbelaarsplaat hasta Goerre-Overflakee. En el fondo de la apertura se colocaría un umbral de piedra que llegaría a medir una altura de 8 metros por debajo del nivel del mar. Por medio de esto ya se habría cerrado un tercio de la apertura. Con la colocación de los pozos de cimentación encima de este umbral se cerraría un tercio más de la apertura. El agua se paró por completo con el cierre de los pozos de cimentación. En experimentos se había medido la superficie de la apertura que tenía que ser cerrada, esta medía 8.000 metros cuadrados. La apertura tenía 800 metros de ancho y 10 metros de profundidad. El umbral entonces tendría que ser 2 metros de alto y tendría que llegar a 8 metros por debajo del nivel del mar. 
 

Medidas

Una vista del cerrar de las compuertas flotantes
El cerrar de las compuertas flotantes
La corriente de la apertura de Brouwershaven era tan grande que no se quería utilizar muchos pozos de cimentación. Los pozos de cimentación tenían que ser colocados uno por uno con mucha precisión. En 1968 se comenzó con la construcción de doce pozos de cimentación, y cada uno medía 68 metros de largo y 18 metros de ancho. Además se construyeron dos pozos de cimentación principales que serían colocados al comienzo y al final del dique. Con la proporción largo y ancho de 3,8 a 1 (largo = 3,8 x ancho) se alcanzó la estabilidad deseada la cual era de importancia para el arrastre de los pozos de cimentación hacia su posición de hundimiento. 
 

Colocación

Una vista del frente del cerrar de las compuertas flotantes
El cerrar de las compuertas flotantes
Cada pozo de cimentación era 16,2 metros de alto y tenía doce aperturas de 5 metros que harían posible el paso del agua hasta el cierre final. Para evitar que durante el transporte hacia el canal los pozos de cimentación se voltearan, se cerraban esas aperturas con mamparos de madera. Una vez en su posición de hundimiento, las aperturas se abrían; doce de estas aperturas se encontraban hacia el fondo del pozo de cimentación, las demás se conseguían en las paredes. El pozo de cimentación se terminaba de hundir cuando se llenaba completamente de agua,  todos los pozos de cimentación fueron puestos de la misma manera, uno al lado del otro. Mientras las aperturas de los pozos de cimentación se mantenían abiertas, el dique tenía un estado abierto también. Esto significaba que el agua marina podía pasar de un lado al otro sin problemas durante bajamar o pleamar. Las costuras entre cada uno de los pozos de cimentación se cerraron seguidamente con arena y gravilla. Después en el momento entre bajamar y pleamar se cerraban todas las compuertas. Durante este periodo la fuerza de la corriente es mínima.


Esclusa

El sacar de los flotantes que permiten la compuerta flotante flotar
El sacar de los flotantes
El Grevelingen se cerró en 1971 del mar del norte y si no se hubiera intervenido,  lentamente se hubiera convirtiendo en un reservorio de agua dulce. Era importante mantener el Grevelingen salado. Por esto, en 1978 se colocó una esclusa en el dique, la cual consistía de tubos de cemento. Cada uno de estos tubos medía 195 metros de largo. Además, se construyó una esclusa para que los peces con las mismas medidas pudieran pasar de un lado al otro. Para colocar la esclusa se tuvo que destruir una parte del dique de Brouwers lo cual fue restaurado después.