Problemas medioambientales

Diariamente podemos leer artículos sobre los problemas del medio ambiente: compañías vertiendo residuos tóxicos, buques tanque naufragando y perdiendo petróleo y los desiertos conquistando territorios nuevos, secando lagos. Muchas plantas y animales dejan de existir debido a la actividad humana. En un país tan pequeño como Holanda, el medio ambiente tiene que ser tratado con mucho cuidado. La importancia del medio ambiente tiene que ser valorado más que los interese de las personas que buscan un lugar para habitar, trabajar o recrearse. Por eso, el interés de las varias bandas está en conflicto.

Dado que a mucha disfruta del pescado marino y están dispuestos a pagar el precio de ello, el mar del Norte es intensamente pescado. Como consecuencia, algunas especies han desparecido por completo y muchos otros están en peligro. Algunos problemas medioambientales se han tornado tan graves, que un solo país no puede resolverlos. Es por eso, en este caso, que varios países han concordado en disminuir la emisión de los gases que causan el efecto invernadero. La reducción drástica de la capa de ozono y los cambios climáticos son dos temas importantes en la agenda internacional. No obstante, los líderes de algunas potencias están más preocupados con su propio bienestar económico, que con el bienestar global del medio ambiente.

A largo plazo estas responsabilidades no pueden ser ignoradas. Más tarde o más temprano las consecuencias de los problemas ambientales reaparecerán: cuando ya no haya más bacalao en el Mar del Norte y los pescadores no tendrán la autorización para pescar tanto como ahora, el precio del bacalao subirá y menos personas serán capaces de pagarlo y comerlo.