Reutilización del agua

Después del uso doméstico o industrial, el agua es limpiada antes de que regrese a los ríos y mares. En los años 80 se tornó evidente que ocurrían serios problemas medioambientales debido a la polución del agua. Fue entonces que se normalizó el tratamiento de agua a grandes escalas. Mediante el tratamiento de las aguas residuales se elimina la mayor parte de los contaminantes de las aguas residuales. Durante el proceso se producen dos productos: vertidos que pueden desecharse en el medio ambiente y lodo. Para que sea eficiente, el agua residual tiene que ser transportado a las plantas de tratamiento mediante tuberías e infraestructura adecuadas y el proceso en si tiene que ser regulado y controlado. Ya que los productos derivados de las industrias son potencialmente peligrosos para los humanos, el agua residual de las industrias frecuentemente requiere métodos de tratamiento diferente y especializado.

El agua residual es el agua proveniente de los baños, las duchas, las cocinas, etc. que entra en la alcantarilla. En muchas partes el agua residual incluyes los desechos líquidos de las industrias y comercios. En el Reino Unido se llama “agua negra” al agua proveniente de los baños, “agua gris” al agua de las cocinas y los lavabos y “agua de la industria” al agua de los comercios e industrias.

La separación del agua doméstico en agua negra y agua gris se está tornando más frecuente en los países más desarrollados. El agua gris puede ser reutilizado para regar plantas y en los aseos. El agua negra contiene patógenos que necesitan descomponerse antes de que se pueda desechar. El agua de la alcantarilla también tiene agua de la superficie proveniente de los tejados y del pavimento. El agua residual de los municipios que llega a las plantas de tratamiento incluye casi todos los tipos de agua de usada: residencial, desechos líquidos industriales y comerciales y agua de las tormentas.

Sistemas de alcantarillado que transportan desechos líquidos y agua de las tormentas a una única planta de tratamiento se llaman “sistemas de alcantarillado combinado”. Hoy en día es cada vez menos habitual la construcción de alcantarillados combinados en Estados Unidos y Canadá ya que las nuevas regulaciones no permiten su construcción al igual que en el Reino Unido y otros países europeos. En vez, el desecho líquido y el agua de las precipitaciones es transportado por sistemas distintos.

A medida que el agua de las precipitaciones va escurriendo a través de la superficie y los tejados transporta contaminantes incluyendo pedazos de tierra (sedimentos), metales pesados, compuestos orgánicos, desechos animales, aceite y grasa. Algunas jurisdicciones necesitan que el agua de las precipitaciones sea tratada a cierto grado antes de ser devueltas al medio ambiente. Ejemplo de esto son los tazones de sedimentación, humedales, separadores de vértice (para remover contaminaciones sólidas).

El tratamiento convencional incluye los tres pasos siguientes:

  1. Tratamiento primario – se depositan los sólidos
  2. Tratamiento Secundario – Extracción de los componentes disueltos y emulsionados
  3. Tratamiento terciario – los vertidos son preparados para devolver al ambiente